Cargando el contenido...

2018-08-30    11:09:19

Fe y tradición se conjugan en Las morismas de Bracho

Zacatecas, 30 Ago (Notimex).- La representación de tres pasajes de la historia de la humanidad han llevado a Zacatecas a tener, desde hace 195 años, una de las festividades más populares de los últimos tiempos: Las morismas de Bracho.

Son tres escenificaciones que, en sus inicios, tuvieron el objetivo de evangelizar a los pobladores a través de representaciones teatrales pero que, en la actualidad, se han convertido en una de las fiestas más grandes de México y el Mundo.

Así, podemos disfrutar de La batalla de Lepanto, batalla naval que se desarrolló en España después de que los turcos pretendían invadir lo que hoy es Europa.

También se presentan pasajes referentes a Carlo Magno y los pares de Francia y el coloquio de la Degollación de San Juan Bautista.

En esta ocasión serán más de 17 mil las personas que participen en estas representaciones que conjugan la fe y la tradición.

Las morismas de Bracho empezó a representarse en 1823 por tan sólo 14 personas; a lo largo de la historia ha ido aumentando hasta superar los 17 mil actuantes entre reyes, comandantes y guerreros, con una asistencia de 80 mil personas.

Francisco Javier Cortés Navia, cronista de la cofradía de san Juan Bautista, señala al Sistema Zacatecano de Radio y Televisión (Sizart) que la tradición y la fe son algunas de las razones por las que la gente se acerca a Bracho, donde todo el barrio muestra un compromiso e identidad, ya que genera un sentido de pertenencia entre los participantes.

Con el paso de los años estas representaciones se han convertido en una fiesta para propios y extraños, fiesta que empieza a prepararse exactamente un día después que termina la anterior.

Las nuevas generaciones están listas para participar y seguir con la tradición, dice el presidente de la cofradía José Dolores, mejor conocido como “Lolo”, quien agrega que la participación en las representaciones “va a subir de 500 a mil personas, salen muchos niños, las generaciones vienen y se van sumando, pienso que unos 17,500 o 18,000 cofrades” estarán escenificando Las morismas.

Los valores son un pilar fundamental en Las morismas de Bracho, la responsabilidad, el respeto y la lealtad son sólo algunas de las características que comprenden quienes participan en ellas, señala Eusebio Sánchez Villa, maestro jubilado que actúa en estas representaciones desde que tenía sólo meses de nacido y que actualmente interpreta a uno de los pares de Francia.

Añade que “fue una de las herencias religiosas que nos dejaron nuestros padres y las va dejando uno hacia los hijos y el compromiso que tiene uno con el Patrón, que es San Juan Bautista”.

 




NTX/AJV/TURISMO15
CONTENIDO RELACIONADO