Cargando el contenido...

2018-08-17    08:00:50

Parque Tezozómoc, ventana a la historia precuahutémica de la capital

Por Nelly Segura Granados

México 17 Ago (Notimex).- El Parque Tezozómoc es una recreación a escala del Valle de México, para su creación, al arquitecto y paisajista, Mario Schjetnan, retomó la antigua topografía y los cuerpos de agua que existían durante la época prehispánica.

De esta manera, su lago central tiene la forma del extinto lago de Texcoco y entorno a él confluyen las actividades del parque que a 35 años de su inauguración es un referente ecológico y de recreación al norte de la ciudad.

Asimismo, la vegetación sembrada en el lugar simula la existente en el Valle de México en el siglo XV, de manera reciente se sumó una chinampa construida a fin de hacer una representación del modelo de siembra precuahutémica.

La chinampa tiene una extensión de 17 metros con una profundidad de siembra de 40 centímetros y hasta 1.2 metros de profundidad en el lago. Se construyó con la técnica tradicional, es decir, en un terreno de poca extensión construido sobre un lago mediante la superposición de una capa de piedra, otra de cañas y otra de tierra, en el que se cultivan verduras y flores.

En la chinampa del Tezozómoc se muestra como los mexicas fueron capaces de “ganar espacio” al lago y de esta manera aprovechar el agua para mantener las tierras siempre húmedas sin necesidad de riego.

El jefe delegacional en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán, destacó la importancia de las chinampas toda vez que garantizaron la alimentación de la población previó a la llegada de los españoles.

Barragán calificó a este sistema como ideal para mantener la relación del hombre con el agua que permitió el bienestar de la población y cuyo equilibrio que se vio afectado después de la invasión española que propició una agresión a los cuerpos de agua al construir encima de ellos, lo que es palpable, dijo, con el hundimiento sistemático de las construcciones de la capital del país.

La infraestructura y la vegetación no son la única muestra del acontecer prehispánico, en el parque también hay ajolotes, especie de anfibio endémico del sistema lacustre del Valle de México, además de proyectos de conservación de abejas meliponas.

El parque fue edificado sobre la antigua Hacienda El Rosario, su lago principal se rellenó con el agua sobrante de la planta de tratamiento de la Unidad Habitacional El Rosario.

El parque retomó el nombre del rey tepaneca de Azcapotzalco entre 1367 y 1426 quien tras suceder a su padre, extendió sus dominios sobre la zona occidental del Valle de México gracias a su capacidad como líder militar.

Desde su inauguración, el parque ha sido un punto de recreación para los habitantes de Azcapotzalco y de municipios vecinos como Tlalnepantla; ha permitido que los habitantes de los barrios cercanos disfruten de un espacio amplío y verde en medio de una zona que es predominantemente industrial.

Contemplar el horizonte desde la zona del mirador, parar el tiempo y descubrir un paisaje prehispánico es sólo una de las actividades que ofrece el Tezozómoc.

En sus 27 hectáreas de extensión también es posible hacer recorridos en bicicletas o dar un paseo en lancha, disfrutar de sus canchas de básquetbol, futbol y tenis.

Además, cuenta con un área para hacer fiestas infantiles o días de campo, los niños pueden recorrerlo en un tren eléctrico o bien en una caminata a lo largo de sus senderos.




NTX/NSG/GZP/TURISMO15
CONTENIDO RELACIONADO