Cargando el contenido...

2018-02-08    16:03:01

Carnaval de Acajete es una competencia de pasos de baile y vestuario

Puebla, 8 Feb (Notimex).- En la junta auxiliar San Agustín Tlaxco, perteneciente al municipio Acajete, las fiesta de carnaval se han vuelto una sana competencia entre los danzantes, quienes año con año lucen sus mejores pasos de baile y nuevos trajes, señaló Antonio Aguilar Ruiz, presidente municipal de Acajete.

En conferencia de prensa, invitó al público a presenciar la participación de más de 500 danzantes, quienes este domingo 11 de febrero, a partir de las 15:00 horas, saldrán a las calles para celebrar una edición más del carnaval.

Acompañado por Antonio Sánchez Sánchez, presidente de la junta auxiliar de San Agustín Tlaxco, explicó que esta tradición tiene más de 100 años de celebración, y cada vez más los danzantes se esmeran en lucir los mejores trajes, vestuario, que tiene su inspiración en los uniformes de los soldados franceses.

“Los trajes con al estilo de los uniformes que portaban los soldados franceses cuando se establecieron dos campamentos, uno en el municipio de Amozoc y otro en Acajete, en mayo de 1862”, expuso.

El edil refirió que la inspiración se tomó de los soldados denominados suavos, porque eran trajes muy estilizados. Para hacer una sátira, los lugareños le agregaron aplicaciones que permiten que la ropa hoy sea muy vistosa, y al mismo tiempo costosa, ya que cada traje cuesta de 10 mil a 20 mil pesos.

Los danzantes se cubren el rosto con una máscara talla a mano en madera de cedro, la cual adquiere un valor de hasta siete mil pesos. Cada danzante invierte en promedio tres semanas para elaborar su máscara, misma que resalta las facciones de hombres europeos.

Antonio Aguilar dijo que tiempo atrás solo participaba una cuadrilla integrada por cerca de 60 danzantes, pero ha sido una tradición muy familiar que hoy son un total de siete cuadrillas las que participan en las fiestas de carnaval.

El apoyo del Ayuntamiento de Acajete es de cinco mil pesos para cada cuadrilla. Reconoció que es una ayuda simbólica ya que cada cuadrilla invierte en promedio 40 mil pesos para la música que emplearán durante el desfile.

En tanto, el presidente auxiliar invierte 50 mil pesos para la comida que ofrece a todos los danzantes que participan en la parada del martes de carnaval, fecha en la cual se lleva a cabo el gran cierre de esta fiesta.

Estiman que cerca de 30 mil personas asistan a conocer esta fiesta en el municipio conurbado a la zona de Puebla capital, lo que podría generar una derrama económica en promedio de tres millones de pesos.

A diferencia de otras celebraciones similares, en Acajete no hay quema de pólvora, se trata de una fiesta completamente familiar y se degustan antojitos mexicanos como cemitas, chalupas, tacos, elotes y esquites, entre otros.




NTX/AGB/GPG/AEG/TURISMO15
CONTENIDO RELACIONADO